Mi bebé devuelve la leche, ¿será reflujo?


El regreso de pequeñas cantidades de alimento ocurre en casi todos los bebés y puede considerarse normal. 

Pero, si has notado que las regurgitaciones de tu peque son muy frecuentes, le causan molestias, llora mucho, tanto que te está quitando el sueño, pon atención a sus síntomas, ya que puede ser reflujo.

bebe haciendo berrinche por reflujo

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?


Es el término con el que los médicos se refieren a las regurgitaciones, esto es cuando la comida regresa desde el estómago hacia el esófago y la boca, lo que hace al bebé escupir el alimento sin esfuerzo. También es considerado como regurgitación fisiológica y ocurre diariamente en el 50% de los lactantes.

Es una condición frecuente y rara vez algo grave, pues suele mejorar a medida que el bebé crece, siendo poco común que continúe después de los 18 meses de edad, sin embargo, cuando las regurgitaciones son severas y persistentes (más de 5 veces al día) acompañado de otras molestias puede tratarse de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Síntomas que puede presentar tu bebé si tiene reflujo

Además de las regurgitaciones, que son la principal característica del reflujo, tu bebé puede tener algunos de los siguientes síntomas:

  • Cólico con llanto que dura más de lo habitual.
  • Llora cuando lo estás alimentando o después de comer,
  • Rechaza del alimento o se rehúsa por completo a comer.
  • Crecimiento lento y bajo peso.
  • Está irritable.
  • No soporta ser alimentado si está recostado.
  • Se arquea hacia atrás.
  • Tos.
  • Problemas para respirar.
  • Episodios diarios de hipo.

bebe que devuelve la leche por reflujo

Consulta a tu pediatra sobre la forma de alimentación adecuada para tu bebé, para ayudarlo a tratar y prevenir el reflujo; te puede recomendar una fórmula láctea, con agentes espesantes como almidón de tapioca y goma de algarrobo, que ayudan a aumentar la consistencia del bolo alimenticio, lo que hará más difícil el regreso de la comida hacia el esófago, disminuyendo así el número de regurgitaciones.

Este tipo de fórmulas lácteas tienen distintos efectos en el vaciamiento gástrico y pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de tu bebé y, por lo tanto, tú también podrás dormir tranquila.